sábado, 8 de abril de 2017

Todas Somos Blogueras, Zury Saraí




Buenos días! Me encantan tus post y mas me encanta este espacio que nos permites contar un poco de nuestras experiencias...


Soy madre de dos preciosas niñas..con 28 años y ha sido mi mejor experiencia...ya que como bien saben ellos no vienen con ningún manual..y cuando supe que estaba embarazada de mi primera bebe me llene de sentimientos encontrados..ya que sentía una enorme alegría...pero a la vez temor de no hacer las cosas bien...el temor mas grande vino cuando con mi hija de tan solo 9 meses de nacida (ni caminaba aun) pues salgo embarazada de mi segunda bebe...ahí si sentí que el mundo se me venía encima..pues me encontraba en ese momento tocando puertas para llevar hojas de vida y encontrar un trabajo..y así embarazada ya no iba a poder seguir haciendo eso...sino que iba a renunciar a la idea de trabajar por un buen tiempo...gracias a Dios cuento con un gran hombre y una gran madre que desde el día 1 me dieron full apoyo...pero pensaba...como haré? 

La nena aun esta pequeña y yo embarazada nuevamente!! ...no lo niego los primeros días lloraba mucho...por temor...pero Dios me dio la fortaleza y me dijo que todo estaría bien...nació mi segunda bebe..el día de mi cesárea la ginecóloga se dio cuenta de un quiste de casi 2 libras y me dijo que tenían q sacarme el ovario...y si no me operaba para no tener mas hijos pues igual iba a ser un poco difícil volver a quedar embarazada...en ese momento entendí que "EL TIEMPO DE DIOS ES PERFECTO" y que el sabía el porque me mando mi segunda niña tan pronto...hoy tiene una 4 la otra va para 3 y aunque a veces sacan de onda a uno por sus travesuras día a día vivo por ellas...aprendo cada día mas y cada día doy gracias a Dios por haberme dado la Bendición mas grande que es ser madre.... saludos y Bendiciones .... 

martes, 28 de marzo de 2017

Emprender mientras ya tienes un trabajo fijo


Sabías que el mejor momento para emprender es ya! Pero si ya estoy trabajando de 8 a 5 en una oficina para otro? Pues punto a tu favor y con este texto que me tope en Internet te explico cómo puedes hacerlo:


Sotcap, la plataforma de créditos online para pymes y autónomos en España, ha desarrollado una serie de consejos para compaginar ambas tareas. Son los siguientes:

1. Considera el actual trabajo como fuente de capital inicial
La falta de dinero es el motivo principal por el que muchos emprendedores no renuncian a su trabajo, ni se dedican plenamente a su sueño emprendedor. Pero se puede mirar el lado positivo: el trabajo es la principal fuente de ingresos, y se puede utilizar también como fuente de inversión inicial. Ahorra todo lo que puedas, emplea una parte del dinero que recibes cada mes en pequeñas inversiones para tu idea y guarda otra parte para futuros imprevistos. Recuerda que, hoy por hoy, tu sueldo actual es tu principal herramienta para conseguir el capital inicial para tu negocio.

2. Cuida lo más esencial antes de lanzarte
Dado que no puedes dedicarte plenamente a ello, al menos mientras mantienes tu trabajo, debes dejar todos los cabos bien atados para cuando llegue el momento de dar el salto. Diseña un plan de negocio muy completo, ya que de él dependerá en gran parte el éxito de tu empresa. Realiza presupuestos, estudios de mercado, proyecciones financieras y una estrategia de ventas. Recuerda planificar a largo o medio plazo, hacerlo a corto sólo puede precipitarte al fracaso si algo sale mal.

3. Déjate asesorar por los mejores
Tu idea es buena, crees que funcionará y sabes cómo llevarla a cabo. Sin embargo, lo más inteligente en estos casos es acudir a mentores, personas que puedan asistirte y asesorarte sobre cómo tomar las mejores decisiones, e incluso ayudarte cuando las cosas no vayan en la buena dirección. Hazte, además, con una buena red de contactos, te ayudará a conseguir clientes, incrementar conocimientos y, en definitiva, a crecer profesional y empresarialmente.

4. Aprende a delegar
Querer hacerlo todo tú mismo sólo entorpecerá el proceso. Además, no es que te sobre el tiempo, por eso, lo mejor que puedes hacer es delegar tareas en otras personas. Busca personas de plena confianza y con las capacidades necesarias para que te ayuden. Familia, amigos o compañeros, son siempre buenas opciones en los comienzos. Esto te permitirá compaginar tu empleo con tu sueño de emprendedor, sin renunciar a ninguno de ellos.

5. Fija un plazo: La única diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha
Cuando tengas las líneas generales de tu negocio bien definidas, cuentes con la financiación necesaria y hayas encontrado un nicho en el mercado donde dirigirte, pon una fecha. Te ayudará a fijar tus metas de una manera más clara y te permitirá programar tus acciones posteriores. Será ese momento cuando realmente estés preparado y puedas permitirte el lujo de dejar tu trabajo y dedicarte enteramente a tu sueño de emprendedor, hasta entonces, recuerda que las facturas no se pagan solas.

sábado, 25 de marzo de 2017

Todas Somos Blogueras, Brenda Ríos



Familia Monoparental a los Veintitantos…
Resulta que nunca he planeado las cosas buenas que me han sucedido… Lo digo por el hecho que me convertí en madre joven y me ha tocado enfrentar la maternidad como familia monoparental y mucho menos a los veintitantos, sin embargo asumí mi responsabilidad y la llevo con orgullo.

Cuando sentí que estaba creando un maravilloso ser en mi vientre corrí hacerme el examen de sangre porque estaba segura que estaba embarazada las madres tenemos un sexo sentido y sabemos que estamos preñadísimas.  Ser madre soltera es difícil porque tienes doble trabajo, doble responsabilidad y  más culpa, porque no nos llamaremos engaño sentimos culpa por no haber escogido un buen padre, pero vamos eso es otra cosa.

En mi caso siempre he tenido ayuda y lo agradezco inmensamente nunca me he cansado de decir que la segunda madre de mi tsunami es mi hermana menor que ha hecho el papel mejor que yo. Ella es la sobreprotectora, la consentidora y la que nunca le dice no. Sin ti Glendibiris no hubiese sobrevivido ni un día tengo una deuda eterna contigo.

Si soy madre soltera, pero nunca he estado sola; mi familia ha sido un gran apoyo para mí hasta me permiten mis tardes de relajación y cine con las amigas. No estoy segura si dentro de mis planes alguna vez estaba tener un hijo, pero ahora no podría vivir sin ese ser hermoso que me dice todos los días “mamá te amo”. Las cosas en la vida pasan por algo y ese algo siempre es para mejorar.

Al ingresar a mi vida laboral lloraba diariamente las tres primeras semanas, porque mi lugar es al lado de mi enana, pero tengo que trabajar y cumplir con las necesidades básicas de ambas y es el reto más grande para mí, pues necesitó darle lo mejor en cuánto a educación y vida familiar. Cuando eres madre soltera tienes que tener presente que la única persona que estará al cien por ciento eres tú ahora tienes muchas cosas que cumplir y tienes una personita que dice tu nombre a cada segundo y merece el mejor ejemplo. 
Mi vida no se acabó como dicen muchas personas al tener un hijo… Mi vida empezó.  Soy realmente feliz y solo necesito esa sonrisa a carcajadas con tono macabro, esos ojos color miel con pestañas largas, esos rulos castaños con olor a manzanilla para ser feliz y sentirme completa ahora todo tiene sentido para mí.


Quiero estar sana, prepárame más académicamente, tener paz mental para trasmitirle a ella lo bueno y hermosa que es  la vida independiente de las cosas que sucedan toda prueba trae un lección con ella.  Solo quiero caminar todos los días agarrada de su mano y sentir sus labios besando mis mejillas y dándome besitos de mariposa para hacerme reír.   
Brenda Ríos

Lo más visto

Deja tu email y no te pierdas las novedades