sábado, 18 de febrero de 2017

Todas Somos Blogueras, Lesgui Espinosa de Vernaza

¿Cuánto cuesta ser feliz?
“Ser feliz es desear menos”, hace poco me encontré con este título y no dudé un segundo en reflexionar sobre el tema.

Si analizamos nuestro diario vivir nos encontramos en una plataforma de lucha permanente por comprar, obtener, lograr, alcanzar;  todo dirigido hacia un futuro incierto que no nos permite disfrutar el presente. ¿Cuánto nos cuesta ser feliz?, ¿será que en realidad la felicidad sí tiene precio?  Con autos, joyas, casas de playa, viajes… ¿Llegaremos a ser felices?

El psicólogo Barry Schwartz considera que el  mundo de consumismo al que nos enfrentamos produce un estado de estrés y malestar general.  Al tener tantas opciones en busca de la dichosa felicidad nos alejamos del verdadero significado de la vida, pasamos el tiempo eligiendo entre lo bueno y lo mejor.  Al finalizar el día estamos agotados, frustrados, agobiados.  En un mundo tan opulento capaz de colmar todas nuestras  necesidades materiales nos convertimos en seres solitarios, tristes y deprimidos incapaces de valorar la vida sencilla al lado de la familia y amigos.  Todos los días nos levantamos con el mismo propósito: luchar por obtener lo que creemos nos merecemos,  lástima que nos creemos merecedores de todo lo que tiene precio.

La felicidad empieza desde adentro y continúa con las personas que están en nuestro entorno.  No podemos buscar la felicidad en otra parte, mucho menos en objetos materiales. Nada produce más felicidad que las relaciones humanas.  Somos seres sociales por naturaleza; pero el derroche y el despilfarro nos crea una falsa realidad, nos hace creernos poderosos y autosuficientes conformándonos con la felicidad instantánea que produce desear y poder comprar algo.


Las proyecciones estadísticas no son muy alentadoras, se prevé que dentro de 10 años las tasas de suicidios, divorcios, depresiones y delincuencia se duplicarán. Personalmente, considero que todos podemos aportar para que estas proyecciones no lleguen a ser reales.  Desde hoy enseñe a sus hijos a valorar la familia, sus amigos, la naturaleza, los animales, la vida, la salud, la educación. Enséñeles a ser agradecidos, a respetar, a ser honestos, responsables; pero sobre todo fomente su adecuada autoestima.  De esta forma empezamos a garantizarles a nuestros niños la verdadera felicidad y lo mejor es completamente gratis. 
Por: Lesgui Espinosa de Vernaza

miércoles, 15 de febrero de 2017

Para reír, para llorar

Para reír, para llorar!
Mi cita de los 8 meses

El día de mi cesárea fue el día de mi cita de los 8 meses, ya muchas lo saben pues no es la primera vez que lo cuento; yo iba a que me dieran la fecha del día que mi hija nacería ya que se había estipulado fuera cesárea, lo único que tenía lista era mi maleta y la de mi hija y estaba en mi casa en Chorrera y la cita era en Ave. Cuba!

Cuando entramos al consultorio nerviosos ya de por si, al contarle a la doctora que la beba no se me estaba moviendo mucho y como ya tenía el precedente del cordón en el cuello, me toco mi regañada “muchacha tu por qué no me habías dicho eso” oh oh y ahora… ahora te abro hoy mismo! Yo solo mire a mi esposo con cara de WTF!!! Y de una vez me puse a llorar (sí, soy llorona) y pensé, pero no! No tengo listo lo de la puerta ni el Candy bar y esta semana me iba a tomar mis fotos prebebé y el aire acondicionado me lo llevan esta semana, el cuarto de la beba no está listo #auxilio solo tengo 8 mesessssss!

Mi esposo se mandó para Chorrera a buscar la cámara y las maletas y todo lo que dentro de  mis nervios le dije! En el apuro el hombre se llevó la tarjeta para pagar la admisión, quede con mi mamá que voló de calle 50 para el hospital, fui a admisión y pase la tarjeta que según mi esposo era como 20 veces y nada #bochorno más #nervios = casi me paro!
Finalmente después de horas al teléfono con mi esposo recapacita que me dejo la errada y me senté en recepción (con cara de velorio y culillo) a esperar que el llegara a pagar (desde Panamá Oeste) pero… mi doctorsita María Eugenia Stoute llamo y pregunto si me había subido y cuando le dijeron que no, de un vez mando a que me admitieran así mismo (ella es chiquita pero con carácter jeje)

Bueno ya todas saben no, me subieron en sillas de ruedas, el muchacho me metió por no sé cuántos pasillos hasta llegar al cuarto donde me prepararon y me tenía monitoreada y mi esposo nada que llegaba, yo parecía disco rayado: ya llego Pedro? Ya llego Pedro? Jajaja cuando llego la doctora que la vi que se asomó allí fue que empezó la tembladera y el llanto incontrolable, me subieron a la camilla todo el mundo me decía cálmate y yo solo sabía decir, adivinen qué? Ya llego Pedro? Jajaja

Foto: tomada por mi esposo, Yo, con mi súper cara de susto antes de la cesárea 

Fue tanto el temita de: ya llego Pedro? Que cuando me estaban poniendo la epidural grita mi doctora: YA LLEGO PEDRO! Y todos los que estaban en la sala ríen y dice: ya llego Pedro!

Bueno lo demás es historia patria, mi hija nació yo pregunta entonces: es niña es niña es niña? Por qué no llora y zaz el Doctor Domingo Moreno me dice aquí esta y me la enseñan llorando, cuando me la ponen encima ella inmediatamente deja de llorar al escuchar mi voz y la que empieza a llorar otra vez adivinen quién… si yo!
Chaito,

Maykela

martes, 14 de febrero de 2017

Soy una buena madre?

La pregunta que toda madre se hace hasta 2 veces al día!

A mí la culpa me ha estado consumiendo estos últimos días, tengo ganas de clonarme para así cumplir con todo lo que necesito cumplir, inclusive mientras escribo esto tengo trastos del almuerzo que fregar, ropa que tender y que doblar y una hija que está viendo cómicas en vez de jugar con ella!
Tengo ese incómodo  sentimiento de no estar cumpliendo con nada a cabalidad, no termino algo  cuando empiezo otra cosa, siento que podría estar enseñando cosas didácticas a mi hija, que podría tener la casa más ordenada y limpia y yo misma tenerme mejor atendida.

También tengo culpa porque el blog no tiene le contenido que mi cabeza imagina pero que mis manos por falta de tiempo no pueden terminar de hacer, no les miento, a  veces en el día me mareo, creo que tengo demasiado en la cabeza!
Mis exámenes de salud ya finalmente me los hice pero no he llevado los resultados donde un doctor…malo! malo! malo! Ya me prometí a misma que esta semana los llevaba; son tantos pendientes (pausa para contestarle un chat a mi madre)
Cuando somos las administradoras del hogar cae mucha responsabilidad sobre nuestros hombros, nosotras esperamos algo, la sociedad espera algo, la familia espera algo, todo el mundo quiere que seas esa mujer pulpo que todo lo hace 100% bien!
La maternidad conlleva tantos elementos que está casi imposible hacerlo todo bien a la misma vez, hay días que me siento la súper mamá hay otros como hoy que me lo cuestiono.

Pero, qué es ser una buena madre? Darle de comer a tus hijos, bañarlos, vestirlos, peinarlos, educarlos, jugar con ellos…todo esto hecho con amor! Pensar primero en tus hijos, conversar con ellos, preguntarles si algo les molesta, velar sus sueños, desvelarse con sus fiebres, limpiar y consentir sus golpes, cuidar de ellos, tratar de ser mejor persona, enseñarles de Fe, corregirlos, dejarlos ser ellos mismos… creo que voy por buen camino, y eso que aún estoy empezando.

Entonces, a veces la pregunta se expande a: soy una buena madre, soy una buena esposa, soy una buena ama de casa, soy una buena hija, soy una buena hermana, soy una buena tía, soy una buena nieta, soy una buena blogger?  Oh por Dios cuantos papeles jugamos en la vida las mujeres, cuantas responsabilidades, debo quedar bien con todo el mundo sin olvidarme de mi misma.

Concluyó que tengo 3 semanas de sentirme así, 3 semanas de malas decisiones, 3 semanas de mala organización, aunque hoy sea martes hoy comienzo mi semana organizando mi vida, ya mismo hago mi lista de prioridades, ya mismo ordeno mis actividades por horarios y cancelo/pospongo las cosas que se no podré hacer, no tomaré más responsabilidades de las que soy capaz de afrontar.

Que si soy buena madre?  Claro que sí! El solo hecho de que me lo esté preguntando me hace una buena madre!
Chaito, que tengo mucho por hacer! jejeje.
Maykela. 

Lo más visto

Deja tu email y no te pierdas las novedades